Despilfarro de alimentos – La locura del primer mundo.

admin
By admin July 24, 2013 10:04 Updated

titan-search-button

Buscar todo el equipo de Titan Machinery

comparespecs-btnsp

Comparar las especificaciones

warranty-button

warranty-button

FAE

FAE

English

Spacer

 

camoplast

camoplast

Despilfarro de alimentos – La locura del primer mundo.

Recentemente yo encontre un texto muy interesante en la publicacion Editorial Agricola y resolvi divulgalo aqui en nuestro espacio:

La relación de la agricultura con el medio ambiente se puede ver desde muchos puntos de vista que además están interconectados. La producción agrícola y ganadera necesita de tres “ingredientes” naturales básicos: agua, suelo fértil y un clima mínimanente benigno y predecible. Los dos primeros los estamos derrochando; según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) más del 20 % de las tierras cultivadas, el 30 % de los bosques y el 10 % de los pastizales están en proceso de degradación y han desaparecido el 9 % de las reservas de agua dulce, recurso imprescindible para beber y alimentarnos, ya que la agricultura de regadío consume el 70 % del agua dulce. Y al tercero, el clima, lo estamos “sacando de sus casillas”. La misma agricultura por ejemplo al deforestar amplias zonas de selva tropical para instalar cultivos o pastizales, o la ganadería intensiva produciendo metano (contribuye al 30 % de las emisiones de gases de efecto invernadero). Hay más impactos ambientales causados por la agricultura, pero no quiero aburriros. El caso es que las producciones agrícolas y ganaderas per se generan un impacto importante sobre el medio ambiente; y si le sumamos el resto de barbaridades que estamos haciendo con el planeta posiblemente estemos matando a la gallina de los huevos de oro. Bueno, mejor a una gallina normal, que el oro no se come.

foto por: flick username - Eatwell.in

Ya se que es una obviedad decir que la agricultura y la ganadería nos dan de comer (y la pesca, que no se me olvida), pero, ahora que lo pienso, no a todos por igual. El hambre, el dichoso hambre en el mundo, a menudo la excusa perfecta para que los fabricantes de pesticidas y semillas transgénicas (que a veces son los mismos) justifiquen su existencia diciendo algo así como “sin nosotros sería imposible acabar con el hambre en el mundo”. Y que queréis que os diga, no me acaba de cuadrar del todo este argumento y me molesta bastante que intenten venderme la moto a costa de simplificar esta historia.

Según la FAO, cada año se desperdician 1,3 billones de toneladas de comida, lo que significa aproximadamente un tercio del alimento producido en todo el mundo. Los consumidores de los países ricos tenemos gran parte de la responsabilidad, ya que desperdiciamos prácticamente la misma cantidad de comida (222 millones de toneladas) que la producción neta de alimentos del África Subsahariana (230 millones de toneladas). Ya se que el desperdicio en sí mismo no provoca el hambre; están los gobiernos corruptos, la especulación con alimentos, el proteccionismo por parte de Europa y Estados Unidos, el acaparamiento de tierras, la misma degradación del medio ambiente y mil cosas más que a mi juicio explican que no es que no haya comida, es que está muy mal repartida. No tengo del todo claro que haya que producir más, pero sí que es imprescindible hacerlo con sentido común; y estoy segura que si todos los implicados en el “agribusiness” nos lo propusiéramos, podríamos hacerlo.

¿Cómo y dónde se desperdicia toda esa cantidad de alimento? A diferencia de otros países, en España no hay estudios que nos den una idea global del problema, así que “instados” por la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente elaboró la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, en la que encontramos información muy interesante. Para empezar, que no es lo mismo la pérdida que el desperdicio de alimentos.

Las pérdidas de alimentos tienen un carácter “estructural” y son más propias de regiones pobres, donde escasean los silos adecuados para almacenar las cosechas sin que se estropeen, vías de comunicación y almacenes adecuados para transportar y gestionar alimentos de manera ágil, la tecnología y personal formado, etc. Aquí se añaden las perdidas ocasionadas por catástrofes naturales o fenómenos adversos. El desperdicio de alimentos es su descarte aun siendo aptos para el consumo. Es propio de los países ricos y debería ser más fácilmente evitable.

Para leer la historia original acese: http://www.editorialagricola.com/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=1663&te=118&idage=3784&vap=0

admin
By admin July 24, 2013 10:04 Updated
Write a comment

No Comments

No Comments Yet!

Let me tell You a sad story ! There are no comments yet, but You can be first one to comment this article.

Write a comment
View comments

Write a comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Boletín Semanal

Boletín Semanal

Recibe promociones, noticias, y mucho más con nuestro boletín electrónico semanal.