Soja: a partir del exito

admin
By admin October 17, 2013 11:24

titan-search-button

Buscar todo el equipo de Titan Machinery

comparespecs-btnsp

Comparar las especificaciones

warranty-button

warranty-button

FAE

FAE

English

Spacer

 

camoplast

camoplast

Soja: a partir del exito

La semana pasada se conocieron cifras oficiales sobre la soja. Las mismas confirman su espectacular crecimiento prácticamente ininterrumpido a partir del año 2001, así como, quizás, una cierta estabilización del área sembrada, aunque en valores récord si se miran en perspectiva.

En concreto y aunque hay un poco de ruido con las cifras oficiales del MGAP, la última cosecha habría sido de 1,05 millones de hectáreas, apenas inferior a la del año 2012 de 1,09 pero determinando, gracias a una productividad de 2,63 toneladas por hectárea, una producción total récord de 2,8 millones de toneladas. Aunque este excepcional rendimiento deriva de una situación climática en este verano inusualmente favorable, y aunque oficialmente la DIEA del MGAP estima que la próxima siembra podría ser algo menor, no hay dudas que estamos frente a un proceso muy interesante de expansión, sin paralelo alguno en el agro. Solo se le compara el de la producción de carne, no en intensidad -ésta se duplicó entre 1990 y 2005, luego se detuvo- aunque sí en duración: quince años de crecimiento en la carne, trece en la soja (2001 a 2013). El punto es que este fenómeno, aunque está basado en situaciones que vienen de afuera, también depende de otras internas cuyo deterioro hay que evitar. A ellas me voy a referir.

 

foto por: flickr username - Titan Outlet Store

 

Cifras

Véase que en la segunda mitad de los noventa se plantaban 9 mil hectáreas -nada- y desde hace tres años aproximadamente un millón. Ya en marzo de 2005 se plantaban 280 mil. Cito las cifras de ese año, porque alguno puede creer que esta explosión viene de la mano del gobierno “progresista”. En cualquier caso esta explosión supone crecimiento, oportunidades de trabajo para mucha gente, cambio del paisaje productivo en recónditos lugares del país, generación de nuevos empresarios, atracción de capitales regionales, generación de nuevas figuras societarias, de creaciones financieras, progreso simplemente. Si analizamos sus causas podremos pensar en cuidar este fenómeno que, al igual que ocurrió en la carne, no tiene nada que ver con intervenciones de gobiernos, sino especialmente con la ausencia de estos en la formación de precios, en la asignación de recursos, con una presencia no más allá de un buen marco general ancho y estable.

En cuanto a las razones externas, nada se puede hacer respecto del precio internacional, sobre el que no hay por ahora noticias de dificultades serias. En cambio cabe sí una reflexión sobre algunas tensiones en Argentina, que nos trajeron a sus mejores agricultores, sin perspectivas de cambio solo si nosotros seguimos siendo diferentes. Allí se mantiene por ejemplo: la adulteración del Indec; el control de precios; la fuga de capitales; el cepo al dólar; el doble tipo de cambio; las trabas a las importaciones; los aprietes a empresarios; las presiones sobre la Corte o sobre la prensa; la intervención total sobre el trigo y la carne y, tal vez lo más destacado, las retenciones. Nada de lo anterior va a cambiar a corto plazo, pero aparece cada vez con más fuerza Paraguay como destino de las inversiones argentinas. Su reducida presión fiscal, sus mejoras en materia de fletes fluviales, sus avances en la titulación de las tierras, la estabilidad política, y una mayor productividad por hectárea que la nuestra, van llevando a los grandes consorcios agrícolas también para allí.

Causas

Este impacto de la soja creo que se ha apoyado en lo interno en cinco pilares: un paquete tecnológico simple, una organización empresarial diferente, una explosión de innovaciones financieras, libertad total en la formación de precios, y especialmente, libre contratación en materia de arrendamientos.

 

La tecnología se ha basado en la siembra directa -sin laboreo de suelo- con el uso de glifosato que es un herbicida total para posibilitar esa ausencia de laboreo, combinado con variedades transgénicas que en base a esta condición resisten el glifosato. Esto permite aplicarlo durante el cultivo y, sin deterioro del mismo, eliminar las malezas. Con estos instrumentos que posibilitan una operación mucho más sencilla y aplicable a muchos tipos de suelos, la soja ha podido llegar a zonas inimaginables.

En cuanto a la organización empresarial, hay que citar las enormes empresas expertas en gestionar activos sin ser propietarias de prácticamente ninguno. Firmas como El Tejar, ADP, Kilafen, MSU, etc., son capaces de organizar cientos de miles de hectáreas de agricultura, esencialmente en base a tercerizaciones que han generado múltiples empresarios proveedores de servicios: siembra, cosecha, aplicación aérea, terrestre, asesoramiento, etc. Este modelo de gestión muy profesional, importado de la Argentina, con captación de ahorro privado y arrendamiento de tierra y servicios, está en la base de la expansión agrícola.

Menciono también como causa, la revolución comercial que supone la generalización en la comercialización de contratos forward, futuros, opciones, etc., claves en el manejo del riesgo. Ellos son posibles solo en el contexto de una comercialización totalmente libre, sin intervenciones de nadie, que también ha supuesto una gran fortaleza al igual que en la carne. Y finalmente recuerdo la legislación sobre arrendamientos rurales de la Ley 16.223 de octubre de 1991 que introdujo la libre contratación, sin la cual esta expansión hubiera sido imposible. Esta ley es una de las reformas más importantes de política agrícola de la década del noventa.

Advertencias

Si el exitoso proceso al que me referí depende de los factores que reseñé, atacarlos podría generar problemas. En este sentido ya se sabe la irritación que a algunos sectores del gobierno les genera las palabras glifosato o transgénicos; y recordamos también que al comienzo de la administración “progresista” estuvieron prohibidos los nuevos transgénicos, en una pérdida de tiempo que luego se debió abandonar. Y también es notoria la aversión de algunos de estos sectores para con este tipo de empresas, no sé si por grandes, por extranjeras, por sojeras, o por todo a la vez, empresas que soportan una situación tributaria durísima, que no sabemos aunque imaginamos, las consecuencias que puede estar teniendo en limitar su expansión concentrándose en las zonas tradicionales, perdiéndose su potencial civilizador en lugares más lejanos. Igual efecto podrá tener la híper intervencionista política de suelos, que puede suponer abandono de áreas agrícolas en zonas de mayor necesidad de dinamismo económico que de protección del suelo.

Si este proceso ha sido tan importante para el país, vale la pena llamar la atención sobre tozudeces como la política policial de cuidado del suelo, o el agravio a las empresas grandes, todo lo cual no solo puede detener la expansión sino en un extremo alentar a irse por ejemplo a Paraguay, donde algunas de esta empresas grandes han empezado a instalarse.

 

historia retirada del portal de “El Pais” Uruguay: http://www.elpais.com.uy/economia-y-mercado/soja-partir-exito.html

admin
By admin October 17, 2013 11:24
Write a comment

No Comments

No Comments Yet!

Let me tell You a sad story ! There are no comments yet, but You can be first one to comment this article.

Write a comment
View comments

Write a comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*

Boletín Semanal

Boletín Semanal

Recibe promociones, noticias, y mucho más con nuestro boletín electrónico semanal.